Aduanas

Recomiendan planificar el cruce a Chile por el nuevo horario

7 de Diciembre, 2012 a las 3:06 pm

Autoridades trasandinas aseguran que no habrá demoras pese a que sólo se podrá pasar durante 12 horas al día por obras viales. El camino de Argentina a Chile estará abierto de 13 a 24.

Los argentinos que quieran vacacionar en Chile este verano no sólo deberán pensar en alquileres, comidas, destinos y en el cambio monetario sino que además tendrán que hacer una buena planificación de su viaje para llegar al complejo Los Libertadores y poder cruzar la frontera hacia el país trasandino dentro de las únicas 12 horas que estarán habilitados los Caracoles, debido a las obras que se realizarán para mejorar el pavimento. El dato tampoco deberá pasar desapercibido para los chilenos y aquellos que quieran emprender la vuelta hacia suelo argentino.

Si bien autoridades trasandinas señalan que no habrá más demoras de las habituales porque el tránsito de uno u otro lado de la cordillera estará organizado para que no se superponga, la tarea no será sencilla.

Es que el hecho de recortar horas del día para pasar al otro lado de la cordillera (en esta época la frontera está abierta 24 horas) limitará a los viajantes a moverse dentro de un margen pequeño para llegar al complejo, esperar en las usuales filas que se forman para hacer los trámites aduaneros y migratorios durante los meses de temporada alta y luego salir a la zona de los caracoles que funcionarán con media calzada.

Así, desde Argentina a Chile se podrá circular desde las 13 hasta las 24 todos los días, mientras que desde Chile a Argentina el horario será desde la 1 de la madrugada a las 12 del mediodía.

Esta medida, que fue presentada ayer durante una reunión con autoridades argentinas, quedará confirmada (tal cual se conoció o con algunas modificaciones) en los próximos días cuando sea aprobada por el Ministerio de Transporte de Chile y publicada en su Boletín Oficial, y regirá por el momento desde el 15 de diciembre hasta el 15 de marzo.

“Es muy importante que el turista planifique su viaje e internalice los nuevos horarios para que no se encuentre con que va a poder hacer rápido los trámites aduaneros, pero va a tener que quedarse a esperar a que se abra la circulación en los Caracoles. Además es una previsión fundamental para que la ruta sea un lugar seguro. Hay que tener en cuenta que Los Libertadores va a seguir funcionando las 24 horas”, indicó la gobernadora de la provincia de Los Andes, Edith Quiroz.

Para Quiroz, “el tránsito (en la ruta 60) va a ser fluido porque todos los vehículos van a ir hacia una sola dirección dentro de la misma franja horaria”. “Se ha intentado no volver hacia atrás y cuidar todos los avances logrados con Argentina para agilizar los pasos fronterizos”, agregó la gobernadora.

Así, desde fines de diciembre y hasta que termina el verano, las demoras para cruzar las aduanas alcanzan a superar las cuatro horas, sobre todo del lado chileno. “Calculamos que este verano la espera para cruzar a Chile va a rondar las seis horas”, expresaron desde el Escuadrón 27° de Gendarmería en Uspallata.

Durante un encuentro bilateral en setiembre en la localidad de Los Andes, funcionarios nacionales, provinciales y chilenas acordaron instalar más casillas para “descomprimir la intensa demanda en la época estival”. Así mientras que en el lado chileno habrá 12 ventanillas para hacer los trámites migratorios y aduaneros, en Los Horcones se sumarán cuatro puestos más a las ochos ya existentes.

Estas casillas estarán ubicadas al inicio en la ruta alternativa, ubicada al Sur del edificio aduanero, y serán distribuidas de forma tal que permitirán la atención de 6 vehículos de pequeña y mediana altura simultáneamente (autos, camionetas y casillas rodantes), según indicaron desde el Ministerio de Infraestructura de Mendoza.

Lo cierto es que estas modificaciones tendrán restricciones. “Los camiones sobredimensionados, que son aquellos que tienden estándares y cargas especiales no podrán pasar por los Caracoles y tendrán que buscar Aduanas alternativas, ya que por su tamaño les será imposible maniobrar en la media calzada habilitada”, precisó Quiroz.

Los trabajos que se realizarán en esos tres meses servirán para restaurar 9 curvas de las 29 que tienen los Caracoles, lo que abarca un tramo de 10 kilómetros. “Se les va a cambiar el pavimento y a ensanchar, ya que se encuentran en muy mal estado. Y el único momento para hacer estas obras es durante el verano porque el hormigón armado necesita un buen tiempo de secado, algo que no puede darse en invierno debido a las intensas nevadas y al hielo que se forma sobre la ruta”, explicó la funcionaria chilena.

Fuente: www.LosAndes.com.ar

Comentarios

Comentar | Trackback

Comentar

Comentario: