GremiosNoticias

Funcionarios del Ministerio Público acusan de abandono de la Función Pública al nuevo Secretario General de la Cámara y actual Fiscal Raúl Guzmán, y exigen que los /las trabajadores del Estado tengan igualdad ante la Ley.

12 de Abril, 2019 a las 8:38 pm

 

En declaraciones entregadas en la sede de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales –ANEF— la Asociación Nacional de Funcionarios del Ministerio Público (AFFREMCEN), afiliada de la Confederación, manifestó su rechazo al nombramiento del actual Fiscal Regional Metropolitano Sur, Sr. Raúl Guzmán, como nuevo Secretario de la Cámara Alta.

Según los sindicalistas, el Fiscal Guzmán, desde anoche Secretario de la Cámara Alta, incurre en una grave falta y en abandono de sus deberes y de su función pública, al haber postulado a un cargo ejerciendo al mismo tiempo su rol de Fiscal.

“ El Sr. Guzmán , estando en pleno ejercicio de su rol de Fiscal (que dura hasta el mes de Junio de 2019) y ejerciendo funciones dentro del Ministerio Público, postula al cargo de Secretario General del Senado incurriendo a nuestro parecer y a la normativa vigente, en un evidente abandono de deberes, pues como la ciudadanía y todos entendemos, difícilmente estando en un proceso de postulación a un cargo de la envergadura de Secretario General, un Fiscal puede estar atento a sus qué haceres; más irresponsable aún cuando el Fiscal Guzmán, tiene a su cargo el seguimiento y los lineamientos jurídicos en el ámbito penal”, señala Macarena Pino Lorca, Presidenta de Affremcen del Ministerio Público.

La Asociación de Funcionarios dijo “que la Ley y los procedimiento se deben ejercer de manera equitativa. Es absolutamente irregular y atenta contra el principio de igualdad, el que el Fiscal Guzmán postule a un cargo sin haber terminado sus funciones dentro del Ministerio público; él debió haber renunciado previamente. Además, la ciudadanía se ve en desmedro ante cualquier tipo de postulación, cuando existen ternas de personas que están ejerciendo ya su rol en el Estado con todas las influencias y contactos que eso implica”, señalan.

“Se trata de un procedimiento absolutamente irregular que no se condice con el funcionamiento del Estado, atentando claramente contra la defensa de la función pública como eje central de las garantías ciudadanas. Esto constituye una situación en extremo grave, ya que no solo ( él) no está ejecutando lo que el Estado le exige, que es su función de Fiscal, sino que además se evidencian lazos entre la política partidista y los Fiscales, que daña severamente a la Institución y su principio básico de autonomía.” Agrega Pino.

Cabe recordar que esta misma Asociación de funcionarios interpuso ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) una reclamación amparada en el artículo 111 de la Organización, contra el Ministerio Público de la zona metropolitana sur y de su Fiscal jefe Raúl Guzmán, por discriminación en el empleo. “Paradojalmente a todos los beneficios de los que hace uso oficial u oficiosamente el Fiscal Guzmán, los trabajadores/as nos vemos en desventaja cuando la Asociación Nacional del Ministerio Público AFFREMCEN estuvimos obligados el pasado 5 de abril a interponer una reclamación ante la OIT por discriminación en el empleo después de que fueran despedidos dos de nuestros asociados. Ante este trato injusto y de abuso de poder exigimos la reintegración de los funcionarios despedidos. Exigimos igualdad ante la Ley, y que al actual Fiscal Guzmán, se le sancione por abandono de su función pública y se le exija la misma rectitud y rigor que se exige a los funcionarios del Ministerio Público y el Estado; que se le aplique la misma vara que él resolvió ejercer contra los trabajadores discrecionalmente despedidos”.

El actual Fiscal Guzmán y Secretario General del Senado tuvo entre sus funciones el caso del atentado en el Metro Escuela Militar, y también el que ocurrió en un paradero del Transantiago. En sus manos está también parte de la investigación de abusos al interior de la Iglesia Católica y otros casos aún pendientes.

Otro hecho destacado y repudiado por los sindicalista es el salario “violento contra el ciudadano/a de a pie que gana 450 mil pesos promedio contra los 16 millones 500 mil pesos que percibirá el Actual Fiscal Guzmán. Esto es otra irregularidad más contra los trabajadores/as de Chile, que ven cómo el Gobierno pide austeridad en el Estado, y por otra parte le paga sueldo millonarios a un profesional que si no tuviera todos los contactos que tiene cumpliendo funciones de alto rango; seguramente, encontraría una solida competencia en otro u otra ciudadano/a que postulara a la misma función; pero no pueden ante procesos de selección que no cumplen con criterios de igualdad”

Bookmark and Share

Comentarios

Comentar | Trackback

Comentar

Comentario: