AduanasNoticiasTalcahuano

Decomisan falsificaciones: 3.600 juguetes y 100 parlantes que imitaban la marca JBL

7 de Julio, 2020 a las 9:01 pm

Un efectivo trabajo de fiscalización han realizado durante los últimos días los equipos de funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas en los puertos de la Región del Biobío, al detectar dos casos que infringían las normativas de propiedad intelectual e industrial.

El primer caso corresponde al desarrollado a partir de una alerta de la Unidad de Análisis de Riesgo (UAR) de la Aduana Regional de Talcahuano, que en base a una serie de perfiles de importadores seleccionó una carga que llegó al Puerto de San Vicente con juguetes plásticos.

Al inspeccionar físicamente el contenedor proveniente desde China, descubrieron 3.600 unidades de mercancías falsificadas: 1.428 autopistas y autos alusivos a la marca Magic Track Xtreme y 2.172 alusivos a Lego.

En el segundo caso, esta vez en Puerto Lirquén y también a partir de  una alerta de la UAR, se descubrieron 100 parlantes portátiles que imitaban la reconocida marca JBL. Estas mercancías falsas estaban entre 826 cajas con diferentes artículos de computación y tecnológicos importados desde China.

En ambos procedimientos las mercancías fueron incautadas y los estudios jurídicos representantes de las marcas perjudicadas presentaron las querellas correspondientes por infracción a las leyes de propiedad industrial e intelectual.

A estos dos casos se suma un tercer procedimiento con la detección en el puerto de San Vicente, gracias a un filtro de selección automática levantado por la Unidad de Análisis de Riesgos de la Aduana de Talcahuano, de un centenar de frascos conteniendo suplementos alimenticios para deportistas, los cuales no fueron declarados ni presentados para los controles aduaneros.

Los productos fueron encontrados en un embarque procedente desde Estados Unidos. Luego de una exhaustiva revisión a dos contenedores por parte de los fiscalizadores, se lograron detectar 8 cajas conteniendo 192 frascos con muestras de suplementos alimenticios no declarados, los que tampoco contaban con los certificados emitidos por el Instituto de Salud Pública para poder ser traídos al país.

“Junto con controlar para asegurar el comercio legal, nuestros funcionarios también tienen entre sus funciones proteger las salud de la ciudadanía. Estos decomisos evitar que llegaran al comercio juguetes de dudosa calidad y suplementos que podrían dañar la salud de quienes los consuman”, explicó el Director de la Aduana Regional de Talcahuano, Claudio Cid.

También destacó que “la labor de análisis documental que hacen nuestros funcionarios es clave para poder desarrollar estos exitosos procedimientos, poniendo al servicio del país todas las herramientas tecnológicas y la experiencia que tenemos en la detección de contrabandos”.

Bookmark and Share

Comentarios

Comentar | Trackback

Comentar

Comentario: