La Cámara de Diputados, en una votación histórica, aprobó durante la tarde de este jueves las modificaciones del Senado al proyecto de retiro parcial de fondos previsionales y consiguieron despachar a ley la iniciativa, concluyendo así su trámite legislativo en el Congreso.

En concreto, los cambios de la Cámara Alta fueron respaldados por 116 votos a favor, 28 en contra y 5 abstenciones.

De este modo, consiguieron una maciza votación que superó el quórum de 2/3 que exigían algunos sectores del oficialismo, una clara señal política en contra quienes quieren acudir al Tribunal Constitucional para frenar la ley, aunque dicho respaldo no evita las acciones que anunció ayer la timonel de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.