GremiosNoticias

Sesión maratónica: Cámara despacha Presupuesto 2023 y deja sin fondos al Museo de la Memoria e INDH

17 de Noviembre, 2022 a las 2:23 pm

Luego de casi 22 horas de debate, la Cámara de Diputados terminó este jueves de votar, aprobar e indicar las 32 partidas de la primera Ley de Presupuesto del gobierno del presidente Gabriel Boric, despachando el erario al Senado. La Corporación dejó sin fondos al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y al Museo de la Memoria, pero el oficialismo logró mantener el Plan Buen Vivir y declarar inadmisible un aumento de la Pensión Garantizada Universal (PGU) en una sesión marcada por la creciente tensión entre el presidente Vlado Mirosevic y la oposición.

Tras 21 horas y 43 minutos de debate, la Cámara de Diputados aprobó y despachó al Senado el proyecto de Ley de Presupuesto 2023.

La última votación controversial fue la número 15 de la glosa del Tesoro Público.

La oposición logró dejar sin financiamiento al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), removiendo un presupuesto de casi $15 mil millones.

En una situación llamativa, al mismo tiempo aprobó que la institución rinda cuenta trimestral del uso de recursos, que en este momento no tiene.

También se rechazó el programa de Patrimonio Cultural, bajo el cual operan organizaciones como el Museo de la Memoria y programas como Villa Grimaldi, Londres 38, Fundación Frei y Fundación Salvador Allende.

La bancada de la DC reconoció un error en esto, donde sus votos fueron clave. Este jueves confirmaron que pedirán que esto se reponga en el Senado.

Presupuesto 2023: Segegob, PGU, diputados que no votaron

Con todo, la votación del primer Presupusto del presidente Gabriel Boric fue de claros y oscuros para el Ejecutivo.

Los ministerios de Justicia y Transporte fueron menos problemáticos de lo esperado y se mantuvo el dinero para el Plan Buen Vivir, pero la Secretaria General de Gobierno de Camila Vallejo se quedó sin recursos para personal ni asesorías comunicacionales.

Otra de las controversias fue la partida número 6 del Ministerio del Trabajo, la que proponía elevar la Pensión Garantizada Universal a $250 mil, descartando el camino de la reforma previsional y tributaria del Gobierno.

Tal como pasó en el rechazo de la partida de Interior, la ausencia de parlamentarios fue factor.

La propuesta alcanzó 64 votos, faltándole solo uno para llegar al 50 más 1, considerando que había 129 diputados en sala.

En Sala hubo ausencias de la oposición, votos en contra como Juan Antonio Coloma (UDI, hijo) y más notoriamente los casos de Carla Morales (RN) y Flor Weiss (UDI) que estaban aunque presentes no alcanzaron a llegar a su pupitre para votar.

La tesis de la oposición está planteada: el presidente Vlado Mirosevic (Liberal) lo hizo intencionalmente para que la indicación fuera desechada.

El diputado Frank Sauerbaum (RN) dijo que hubo “una intención mañosa” de la mesa de no dejar votar a las dos parlamentarias.

“Buena noche para las bandas criminales”, per capita salud

La vicepresidenta de la República y ministra del Interior, Carolina Tohá, generó rápidas reacciones luego de apuntar que el rechazo de la partida del Interior en el Presupuesto 2023, incluyendo recursos para el combate contra el crimen organizado y la política de migraciones, había sido una “buena noche para las bandas criminales”.

El diputado de Amarillos, Andrés Jouannett, dijo estar sorprendido por los comentarios y planteó que el problema de fondo es que simplemente se destinaron recursos insuficientes a este ítem.

En la partida de Salud hubo una indicación que pedía aumentar a $10.135 el per cápita de atención primaria, pero fue declarada inadmisible por un problema técnico.

El presidente de la Comisión de Salud, el radical Tomás Lagomarsino, dijo que respaldan la solicitud de la Confusam de nivelar los recursos e incorporar la inflación de diciembre al 12%, por lo que el legislador indicó que ahora la decisión está en manos del Senado.

 

Presupuesto parte al Senado con Mirosevic en la mira de la oposición

Ahora el plan monetario de Chile para 2023 está en condiciones de iniciar su próximo trámite constitucional en el Senado, que reinicia su trabajo el martes.

Allá llegará con la partida de Interior rechazada, el aumento del per capita de salud pendiente y el aumento del ruido de una posible moción de censura contra el nuevo presidente de la Cámara.

El diputado Miguel Mellado (RN) dijo derechamente que la idea de la censura “está conversada”, pero que van a esperar “unas semanas más” para evaluar el desempeño del diputado liberal, a quien le enrostran haber salido electo sin mayoría absoluta y tener un manejo poco ecuánime.

También la oposición y la decisión de obrar con libertad de acción en una serie de temas trajo resultados dispares y no fueron pocos quienes viraron los ojos hacia la UDI, bancada que en reiteradas ocasiones no votó coordinada y, más crucialmente, tuvo votos contra el aumento de la PGU.

Existe una sensación que el protocolo de acuerdo de la comisión mixta jugó un rol y se repitió constantemente el nombre de Juan Antonio Coloma (UDI, padre) como una suerte de aliado circunstancial del Gobierno para que el Senado deshaga lo que el gobierno entiende como errores, que pueden terminar en el Tribunal Constitucional (TC).

Bookmark and Share

Comentarios

Comentar | Trackback

Comentar

Comentario: